5 de las mejores dietas de pérdida de peso de las que nunca has oído hablar

Existen muchas dietas que nos aseguran una pérdida de peso rápida. Sin embargo, sus resultados son a menudo parches a corto plazo en vez de opciones de estilo de vida saludable con los que lograr mantener el peso a largo plazo. Te presentamos 5 programas de nutrición alternativa para quemar grasa, perder peso, tener buen aspecto y sentirse genial.

Dieta 80/20

Si te cuesta ceñirte a un plan de alimentación a largo plazo, o simplemente prefieres tomarte los fines de semana con más calma, la dieta 80/20 te ofrece 5-6 días de comer sano y 1-2 días de ser menos estricto (aunque sensato) con la comida.

En días de entrenamiento deberías consumir unas 2.400 calorías en total (295 g de carbohidratos, 170 g de proteínas y 60 g de grasas) y en los días de descanso no hace falta que cuentes calorías. Aunque en estos días puedes comer lo que quieras, es importante tener moderación.

Protein Chef comenta: “No me paso el día comiendo comida basura. A veces toca salmón ahumado y huevo sobre una tostada de pan integral, y a veces toca un gran trozo de tarta de zanahoria. En el equilibrio está la clave”.

80/20 ideas de menú (días de entrenamiento)

  • Desayuno: tortitas proteicas con arándanos y miel
  • Antes de hacer ejercicio: café con leche de coco y dátiles.
  • Snack: batido de proteínas y agua
  • Después de hacer ejercicio: arroz de coliflor con chile
  • Cena: Yogur griego, mantequilla de nuez, cereales y perlas de cacao
  •  

Ayuno intermitente (“lean gains”)

Aunque no es exactamente una dieta, esta variación del ayuno intermitente “lean gains” ofrece una ventana de 8 horas para comer cada día, mientras que las 16 restantes se permanece en ayunas.

No se trata de reducir la ingesta calórica, sino de consumir lo mismo en un marco temporal restringido. Esto facilita el aumento de masa muscular, la pérdida de grasa y el descenso de los niveles de estrés.

El truco es encajar esta “ventana” de comida en tu rutina diaria.

Nuestro becario de Redes Sociales empieza a comer cada día a la 1pm y termina a las 9pm. Antes de la 1 y después de las 9, ayuna. Normalmente se toma un litro de agua antes de su comida y unas cuantas tazas de café.

Para perder grasa, consume carbohidratos antes y después del ejercicio, tomando proteína a lo largo del día para reparar músculo (idealmente cada 2 horas).

Si te entra hambre de dulce a deshoras (especialmente al principio) mastica chicle o añádele canela a tu café)

Ideas de menú para ayuno intermitente

  • Desayuno (a primera hora): avena, proteína, plátano, canela y mantequilla de cacahuete
  • Antes de hacer ejercicio: pollo, arroz, broccoli, espárragos y salsa picante
  • Snack: tabletas de dextrosa (azúcar natural)
  • Después de hacer ejercicio: atún, pasta, cheddar, cebollas, maíz
  • Cena (no más tarde de 8 horas pasado el desayuno): steak, boniato, champiñones y espinacas
  •  

Dieta keto

Baja en carbohidratos y alta en grasas saludables, la dieta keto obtiene energía de las cetonas producidas en el hígado, en vez de utilizar la glucosa de los carbohidratos. Cuando tu cuerpo utiliza grasas como Fuente de energía, tu metabolismo se encuentra en un estado ketogénico. Un estado metabólico de “glicosis”, por contra, se alimenta de carbohidratos y azúcares.

Como el cuerpo tiene menos insulina y menos carbohidratos, empieza a quemar reservas de grasa para obtener energía.

Dieta keto estándar

Existen muchas variaciones de la dieta keto, que puedes adecuar a tus objetivos de entrenamiento. La dieta keto estándar es muy alta en grasas de alimentos como el huevo y el aguacate, y cuenta con un 5% de carbohidratos y un 10-20% de proteína.

Dieta keto modificada

Si haces ejercicio con regularidad, la dieta keto modificada permite tomar más carbohidratos antes y después del ejercicio para aportar energía al cuerpo y ayudar a la recuperación.

Dieta keto alta en proteína

Para aumentar músculo, la dieta keto alta en proteínas cambia algunas grasas por proteínas para ayudar al crecimiento y la recuperación, a la vez que mantiene los carbohidratos en un mínimo.

Si estás consumiendo entre 2.200 y 2.400 calorías, tu dieta diaria debería incluir 20 g de carbohidratos, 170 g de proteínas y 160-180 g de grasa.

Esta dieta puede desencadenar la “gripe keto”. Es la reacción del cuerpo al adaptarse a niveles bajos de carbohidratos y dura un par de días.

Si te cuesta mucho dejar los carbohidratos, decántate por los boniatos o la avena como alternativas.

Ideas de menú de dieta keto

  • Desayuno: bacon, huevos, aguacate y halloumi
  • Antes de hacer ejercicio: brócoli, pollo y calabacines con queso
  • Snack: un puñado de nueces, semillas y bayas
  • Después de hacer ejercicio: solomillo con espárragos envueltos en bacon
  • Cena: pimientos rellenos de mozzarella, salsa de pizza y peperoni

Dieta IIFYM

La dieta IIFYM (“If It Fits Your Macros” / “Si entra en tus macros”) te permite usar los carbohidratos, proteínas y grasas como fuentes de energía, pero llevando un recuento de las calorías para alcanzar tus objetivos de macronutrientes. Estos objetivos dependerán, por supuesto, de tus objetivos de fitness o de pérdida de peso.

Lo que hace esta dieta especialmente atractiva es su flexibilidad. Si quieres añadir chocolate a tu desayuno puedes hacerlo, simplemente disminuye carbohidratos y grasas del resto de tus comidas para no sobrepasar tus cantidades diarias.

Para mejores resultados, prioriza vegetales, vitaminas y fibra en vez de otros alimentos considerados “malos” o menos nutritivos.

Para una pérdida de peso controlada, mantén las grasas bajas (20-30%) y sube los carbohidratos. Si estás consumiendo 2.200-2.400 calorías diarias, tu objetivo es 250-295 g de carbohidratos, 170 g de proteínas y 60 g de grasa.

Ideas de menú IIFYM

  • Desayuno: avena con leche, canela, plátano y chocolate
  • Antes de hacer ejercicio: pollo con boniato
  • Snack: ositos de goma
  • Después de hacer ejercicio: bocadillo de bacon y pan integral
  • Cena: avena con polvo de caseína, leche de almendras y Nutella

 

Dieta paleo (ok, esta seguramente la conoces)

Conocida también como “la dieta del cavernícola”, este plan de nutrición se apoya en alimentos que los humanos comían 10.000 años antes de la revolución agrícola.

O sea: muchísima fruta, vegetales, carne sin procesar, semillas, huevo y frutos secos. También significa: nada de granos, legumbres (incluyendo cacahuetes), lácteos, azúcares refinados y sal. Este plan disminuye tu ingesta de aditivos y conservantes.

Eliminando vegetales con almidón ayudamos a nuestro cuerpo a quemar grasas.

De nuevo, a tu cuerpo le puede costar adaptarse a niveles menores de carbohidratos y azúcares, pero los beneficios de esta dieta son muchos.

Ideas de menú dieta paleo

  • Desayuno: huevos, salmón ahumado y un puñado de cashews
  • Antes de hacer ejercicio: pollo, aguacate, y café con leche de coco
  • Snack: un puñado de nueces y plátano
  • Después de hacer ejercicio: steak, huevos y almendras
  • Cena: salmón, espárragos envueltos en bacon, espinacas y brócoli

 

¿Cómo puedo conseguir un mejor resultado en mi pérdida de peso?

Experimenta con tu dieta

Todos somos diferentes, así que te recomendamos que experimentes con estas dietas para averiguar la que te va mejor.

No hay motivo para no combinar estas dietas. Por ejemplo, a Protein Chef le gusta combinar la dieta 80/20 y la IIFYM. Esto facilita llevar un estilo de vida saludable a la vez que controlamos los antojos de dulce.

“Como un número fijo de carbohidratos, proteínas y grasas cada día” explica. “El 80% es comida sana: proteína, pescado, granos integrales, grasas buenas, fruta y vegetales. El otro 20% está compuesto de alimentos menos nutritivos como chocolate, cereales, galletas y procesados”.

Combina tu dieta con un estilo de vida activo

Correr, ir al gimnasio o jugar a deportes de equipo… Lo que sea, mientras combines tu dieta con un estilo de vida activo. Experimentarás una pérdida de peso más rápida y tendrás más energía.

También te recomendamos el uso de un cinturón abdominal Slendertone en tu programa de ejercicios para reafirmar y endurecer los músculos de tu estómago y de la zona abdominal.

Slendertone trabaja los cuatro músculos abdominales incluyendo transversus abdominis, profundo y difícil de entrenar. Este músculo ayuda a reducir la cintura tensando nuestra barriga. Los ensayos clínicos en nuestros cinturones (Porcari 2005 y 2009), de hecho, encontraron que sus usuarios podrían reducir el tamaño de su cintura en un promedio de 3,5 cm en 8 semanas.

¿Funciona Slendertone?

Descubre cómo Rowly (que quería deshacerse de su barriga cervecera) y Elizabeth (una nueva mamá muy ocupada) redujeron 10 cm de sus cinturas en 6 semanas combinando dieta, ejercicio y Slendertone.

Puedes leer la reseña de Protein Chef sobre Slendertone Connect (spoiler: ¡ella lo recomienda!).

Descubre Slendertone